Cuando se trata de gozar,
no existen límites.

¿Qué nos define?

Pues… que somos buena gente, amables, cariñosos… (y que cocinamos bien y buscamos producto de primera, pero eso ya lo dirás tú) Y nos gusta rodearnos de gente así y verte disfrutar como nosotros lo hacemos.
Por eso hemos dejado de lado las etiquetas y los protocolos para dar paso al goce en mayúsculas.

Carl y Dani se juntaron para renovar el bar de toda la vida, y vaya si lo han conseguido. Los platos te transportan a los sabores de siempre presentados de maneras diferentes que nunca dejan de sorprender.

Carl y Dani se juntaron para renovar el bar de toda la vida, y vaya si lo han conseguido. Los platos te transportan a los sabores de siempre presentados de maneras diferentes que nunca dejan de sorprender.

El local es informal, hay mesas altas y barra, mucha barra. Nos gustan los taburetes, las mesas bajas, los bancos corridos… para que tengas donde elegir y te sientas como en casa.

Los jefes se divierten cambiando la carta cada dos por tres e inventando sugerencias nuevas que llenan de alegría nuestras pizarras, siempre respetando el producto y sin olvidar el buen hacer.

Los jefes se divierten cambiando la carta cada dos por tres e inventando sugerencias nuevas que llenan de alegría nuestras pizarras, siempre respetando el producto y sin olvidar el buen hacer.